top of page
  • Foto del escritorSandra Garibaldi

Pesimismo lúmino-escénico…

Por Sandra Garibaldi

EL HILO CONDUCTOR


La vicepresidenta de Justícia i Pau (Justicia y Paz) y presidenta de la Federación Catalana d’ONG

per la Pau (Federación Catalana de ONG para la Paz) Tica Mon dice sobre la normalización de la

violencia


“En nuestra vida diaria nos podemos encontrar con multitud de violencias, de carácter

interpersonal o de carácter estructural, la cuestión es si reaccionamos o no ante ellas y como

reaccionamos…”


Son 15 días (de preferencia hábiles) el promedio en que una noticia en tendencia o conversación

pública desaparece…. nada nos sorprende, todos los días se dan a conocer hechos lamentables y

como sociedad nos hemos ido acostumbrando sin apenas reparar en ello, de algún modo, se tiene

que seguir adelante, seguimos con nuestras actividades cotidianas como si nada pasara hasta la

siguiente noticia o tragedia, un ciclo de terror.


Han pasado 15 días desde la dolorosa muerte del escenógrafo e iluminador Tenzing Ortega, lo

repentino de su fallecimiento y el que se encontrara en otro país, ha dificultado su regreso a

México. El repentino fallecimiento de mi amigo me ha puesto a pensar, ha despertado en mí la

alerta perenne en la vida de cualquier artista y trabajador de la cultura en este país: no tener la

mínima certeza sobre sus derechos laborales y su seguro médico.


Contratos y pagos sin regulación fiscal, tabuladores inexactos, jornadas laborales no reguladas,

outsourcing -vía contratos temporales y renuncias firmadas mes a mes- y un sinfín de

inexactitudes e incluso ilegalidades se comenten contantemente; ser un artista independiente con

actividad empresarial podría leerse muy rimbombante e incluso interesante, pero contrario a la

idea colectiva, ser artista en México significa trabajar sin ninguna protección del Estado. Pero no

tener seguridad social no significa no pagar impuestos. En una serie de reglas que son publicadas

en la Resolución Miscelánea Fiscal 2023 se despliega una larga y detallada lista sobre nuestras

obligaciones fiscales, que mes a mes (2 veces 15 días) se deben cumplir si eres parte del RESICO,

basta con entrar al portal del SAT y teclear mi RFC y, cual acto de magia, se despliega a detalle

toda mi información personal, mis datos biométricos, mi información fiscal,

obligaciones…adeudos, el % de impuestos que debo pagar por cada trabajo realizado, todo eso, de

mi sueldo.


En 2021, el Producto Interno Bruto (PIB) del sector cultural fue de 3.0 % respecto al PIB nacional,

con un monto de 736 725 millones de pesos y seguramente crecerá para su emisión del 2022.

Pero si tecleo mi RFC en alguna plataforma de servicios de salud del estado IMSS, BIENESTAR,

ISSSTE, PEMEX, etc…mi nombre no aparece, simplemente no existe.

Desde enero del presente año se espera se resuelva el rezago en cuestión de salud por Secretaría

de Cultura, pero al día de hoy, todavía no hay propuesta…


- ¿En dónde estamos como artistas? ¿Por qué somos invisibles?


Para Ricardo Quiroga, periodista especializado en cultura las cosas pueden ser diferentes siempre

y cuando exista realmente voluntad política:


“El sector cultural, audiovisual y de entretenimiento es de los sectores más desprotegidos en el

ámbito de la seguridad social. Han pasado muchas iniciativas públicas y privadas para acceder a la

seguridad social; pero a más de 5 años de reiterar en las comparecencias, conferencias y

entrevistas que ha habido pláticas con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para

concretar por fin este cometido, todavía no se ha adelantado detalle alguno sobre fechas, modelos

o siquiera viabilidad”.


- ¿Que certezas hay dentro del sector cultural para brindar una protección más integral a los

trabajadores de la cultura y comunidad de artistas, artesanos, gestores y agentes culturales?


“Primero y hasta el momento se debe iniciar con quiénes y cuántos son los involucrados, parte

importante comienza con el registro de todas las personas que conforman en universo de la

cultura. Creo que un gran paso, fue la conformación del Registro Nacional de Espacios, Prácticas y

Agentes Culturales (TELAR), era necesario saber o al menos ir registrando en una plataforma

gubernamental cuánto son, en dónde están conformados y de qué características conforman cada

uno de los y las agentes culturales que ejercen.


Que claro que la cultura no es prioridad y queda en manos de la comisión de cultura meter presión

por temas rezagados en la legislatura como la equidad de género, los derechos autorales, el tema

del plagio y por supuesto, la seguridad social. En las cámaras es un tema de bajo nivel,

constantemente lo trivializan, pasan por alto o lo esquivan…he llegado a leer iniciativas excesivas e

incongruentes… Apenas en enero de este año se pensaba activar por fin la implementación de un

programa de seguridad social para artistas, creadores y agentes culturales independientes en el

país, sin embargo, esto todavía no se ha consolidado. No hay participación o conciencia social

firme, se han hecho ejercicios e iniciativas, pero ya sea por su poca argumentación o su inexistente

continuidad y seguimiento hace que no sean tomadas con verdadera seriedad”.


-Entonces…


- “Habría que seguir aprendiendo mejores y más eficaces mecanismos, cuestionar voluntades y

tomar acciones responsables. Viene un nuevo sexenio y ése es terreno de oportunidad, presionar a

los candidatos y a quienes pretenden seguir con las riendas del país, existe el Consejo Nacional de

Morena y la comisión que estará encargada de elaborar el Proyecto de Nación para profundizar la

Transformación 2024-2030, ahí es donde poner el ojo ver que propuestas y qué continuidades

culturales tienen y hacer presión”.


¿En dónde estamos como artistas?


La muerte de mi amigo me hace pensar si un día dejaré de tener incertidumbre, si algún día

llegaremos a tener una fuerza gremial de tal magnitud que, como los sindicatos de otras partes del

mundo hacen de manera organizada y sin concesiones privadas o partidistas, lograr tener

derechos laborales dignos, seguro médico, seguro de gastos mayores…un seguro de vida. Saberte

visible, reconocido…protegido…


Tal vez deberíamos de dejarnos llevar por las tendencias, abandonar el rosa y tomar el rojo como

color y causa justa. Si en la propia comunidad no existe voluntad gremial y los pocos sindicatos

existentes están permeados de corrupción y practicas no claras, el resultado es indefensión y

abandono.


Tenzin era un animal de teatro, desde niño lo conoció a través del amor de su madre por los

títeres, fue su pensamiento constante y su constante abstracción, llegar a la ENAT INBA a estudiar

la licenciatura en escenografía e iluminación fue un paso natural para él, su pensamiento y su ser

siempre fue para allá…ahí encontró las herramientas que lo forjaron como un creador de

autocuestionamiento constante, pensaba incluso en como deshacer lo hecho por el mismo.

Consciente de su realidad se consideraba un escenógrafo pesimista, alguien que buscaba

constantemente la conexión entre lo abstracto y lo concreto, la fea y hermosa realidad…le gustaba

saber viva su obra, saberla con los errores propios del contexto y de la naturaleza.


Representante en el año 2015 en la VX Biennal de Praga, el trabajo y discurso plástico de Tenzing

fue verdaderamente importante dentro de las artes escénicas mexicanas.


Han pasado más de 15 días y sigo pensando, sigo extrañando a mi amigo.



Tenzing Ortega. Foto tomada de las redes sociales de la UNAM.



47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page