top of page
  • Foto del escritorRoberto Sosa López

MADRES E HIJOS

Por Roberto Sosa López


Reúne a cuatro generaciones, Betty, una mujer en la tercera edad, un hombre maduro Chris, otro joven, Pierre y Danny un niño. La mujer después de quedar viuda se aparece en el departamento de Chris, quien fue pareja de su hijo muerto. Allí conoce a Pierre y al niño que ambos crían. Betty perdió a su hijo por el VIH. La historia se sitúa en Nueva York en época invernal en los años 90s del siglo pasado.


Escrita por el dramaturgo norteamericano Terrence McNally (noviembre de 1938- marzo de 2020) Madres e hijos lograría ser conmovedora por el momento en que Betty se presenta en el departamento del hombre que vivió con su hijo fallecido. Pierre y Danny no entienden la presencia de la mujer. La inocencia de Danny es enternecedora, Pierre no sabe dónde acomodar lo que siente.


MADRES E HIJOS. Foto Roberto Sosa López

Las actuaciones son de Diana Bracho, Juan Manuel Bernal, Eugenio Rubio y Luca Guerra / Antua Trejo. Me tocó ver la participación del niño Antua Trejo, tiene madera de actor, a su corta edad sorprende e impresiona verlo actuar; se mueve y habla con tal naturalidad que se roba la escena. Eugenio Rubio nada especial, cumple nada más. Juan Manuel Bernal, es buen actor, crea, matiza, su actuación tiene fuerza y rigor.


A Diana Bracho no la vi como la gran actriz que es; necesitó de un micrófono –algún problema con su voz- para ser escuchada, sus parlamentos aun así por momentos eran inaudibles. En alguna parte de la obra se asomaba la gran figura que fue; cuando la historia llegó a su punto más álgido, cuando requería alcanzar toda la fuerza dramática que el personaje demanda, no apareció, se queda corta. Es una pena, Bracho en otros tiempos sus actuaciones fueron épicas, memorables.


La dirección es de Diego Del Río, acá no veo el talento que mostraba en otras obras bajo su conducción, labor que nos dejaba maravillados; la vi plana, sin creatividad, se repite. Creo que a Diego le falta retomar esa sensibilidad y pasión por dirigir; en más de una ocasión nos asombró con su trabajo, con el cual ganó admiración y respeto. Conjuntar los elementos que componen una puesta en escena no es suficiente.


MADRES E HIJOS. Foto Roberto Sosa López

El teatro es reflexión y provocación; si después de ver una obra sales igual, con la percepción de no sentir nada, entonces algo estuvo mal, algo falló. Del teatro se debe salir con alegría o con el alma atravesada; con mil preguntas. Con la certeza que todo lo sucedido sobre el escenario valió la pena ver.


Escenografía, Javier Ángeles; iluminación, Patricia Gutiérrez; vestuario, Natalia Seligson; diseño de audio Rodolfo Parada Rabell. Producción BH5 Studios y Óscar Uriel. Funciones en el Teatro Milán de viernes a domingo hasta el 30 de junio.



MADRES E HIJOS. Foto Roberto Sosa López

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page