Buscar
  • Roberto Sosa López

ORGULLO

Por Roberto Sosa López


Que le da identidad y sentido a su vida. Jactancia por su preferencia sexual, ser homosexual va más allá del vacuo objetivo por desfilar en un día en específico. Orgullo es un drama que equilibra dos historias de amor paralelas en dos épocas distintas. Un antes y un después que confronta la situación de dos relaciones homosexuales en 1958 y en la actualidad.

El tiempo como puente que aproxima las dos historias, la analogía radica medio siglo después, los tabúes siguen vigentes en una relación entre dos personas del mismo sexo. La tensión dramática es el amor que adhiere a dos hombres, uno asume su homosexualidad, el otro no lo acepta, está casado. La sensibilidad de una mujer equilibra las emociones de los personajes masculinos que giran alrededor de ella.


ORGULLO. Foto Paul Edgar Ramírez

The Pride, (título orginal), texto escrito por el dramaturgo y actor Alexi Kaye Campbell (1966), quien nació en Atenas, Grecia, de padre griego y madre británica. En noviembre de 2008 The Pride fue producida para el Royal Court Theatre, en Londres, Inglaterra; en enero de 2010 se estrenó en el MCC Theatre de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

Con traducción y dirección de Angélica Rogel, Orgullo se presenta en la CDMX. La transcripción respeta la índole del original, su propuesta es contar la historia en dos planos, dos épocas que convergen en un mismo espacio. Rogel preserva que los personajes sean iguales en periodos distintos. El relato lo intuye y asume correctamente.

Las actuaciones son de Adriana Llabrés, Mauricio Isaac, Mauro Sanchez Navarro e Ignacio Tahhan. Sin duda un gran elenco, equilibrado; los personajes bien construidos, encarnados con talento, rigor y fuerza. Ofrecen al público lo que el público demanda: buenas actuaciones.

Adriana Llabrés le da vida a "Silvia", único personaje femenino de esta obra, en breve entrevista, esto nos comentó.


-RS. Te escucho hablar y percibo tu sentimiento a flor de piel. ¿Cómo es el encuentro con este personaje que hoy interpretas? Cómo indagas su sensibilidad para interpretarlo cómo lo sabes hacer.


ALl. Creo que conecto con sus ganas, con lo que más quiere y lo que significaría para esta persona tenerlo; hoy me enfrento con un personaje que quiere algo más de adulto, lo cual lo hace diferente a otros personajes que he actuado; es un deseo de adulto. Empatizo con las ganas que tiene de lograrlo, obtenerlo, allí radica que sea diferente. Todos los personajes quieren algo, es teatro y de eso va. Este toca fibras en mí. Durante la pandemia no ejercite mi profesión, ahora siento que crecí, me veo diferente, desde otro lugar. No estoy tocando este personaje como si fueran algo consciente, lo hubiera tocado antes de la pandemia, y no solo por la enfermedad, también por el tiempo. He crecido y algo cambio.

-RS. En esta historia eres la única mujer que se mueve entre sensaciones y emociones masculinas. ¿Cómo transita tu personaje desde tu interior rodeada de hombres con sensibilidades distintas?

-ALl. Sensibilidades diferentes entre todos como seres humanos; la obra nos pone en distintas posiciones en las relaciones donde uno está pidiendo ayuda y en otras ayudando. Esta es la forma en que “Silvia” se relaciona con los otros personajes, dando y recibiendo amor, amistad y apoyo, esa es la dinámica de “Silvia”.

-RS. ¿De los personajes que has interpretado, este en especial en dónde lo pondrías? Te ha provocado más internamente o quizá lo habrías actuado en otro momento ¿en qué lugar lo pones en este momento de tu vida...?

-ALl. Si lo hubiese hecho en otro momento de mi vida no habría sido tan importante. Es súper importante por la forma en que el texto está escrito, no hubiera entendido a tal profundidad la obra en sí; es importante porque viene después de un regreso, de una ausencia de teatro, mi actividad favorita en el mundo, y poder regresar haciendo este personaje me lleva a colocarlo en lo más alto, arriba. Los que vamos a estar serán algo especiales, muy especiales. Hoy podemos regresar al teatro, y la vida cambio, las prioridades cambiaron; hemos perdido gente -tal vez no todos de Covid-, ha sido un año rudo. El poder regresar al teatro para contar una historia que habla de la autenticidad, el poder ser tú mismo y vivir la experiencia de la vida al máximo contigo mismo…híjole me parece más poderoso que nunca. Yo quería alejarme un poco del teatro, planeaba hacer más cine, más televisión y que haya llegado esto, para mí es muy afortunado poder contar esto, es mucha fortuna contar esto que entiendo más que nunca.


Escenografía, Adrián Martínez Frausto; vestuario, Jerildy Bosch; iluminación, Matías Gorlero; música, Iker Madrid. Rafael Ley y Óscar Uriel presentan Orgullo en el Foro Lucerna hasta el 9 de enero de 2022.


#PRESENCIAACPT #PREMIOSACPT #ACPT



ORGULLO. Foto Paul Edgar Ramírez

37 visualizaciones0 comentarios