Buscar
  • Roberto Sosa López

SOLO EN EL DESIERTO

Por Roberto Sosa López


Analogía con su obra más reconocida: La piedad en el desierto, obra del pintor mexicano Manuel Rodríguez Lozano. En agosto de 1941 Rodríguez fue acusado de haber sustraído grabados de Alberto Duero y Guido Reni de la Escuela Nacional de Bellas Artes. Fue encarcelado en el “Palacio Negro” de Lecumberri, sobre uno de los muros del pasillo de la sala de visita familiar pintó en 1942 el famoso mural.

SOLO EN EL DESIERTO. Foto Roberto Sosa López

La autoría y dirección son de Vicente Ferrer, el relato habla del matrimonio del artista en España con Carmen Mondragón, hija del General Manuel Mondragón. El texto explora la relación del pintor con personajes de la época, como Abraham Ángel (joven artista con quien tuvo una relación amorosa), José Vasconcelos y Antonieta Rivas Mercado entre otros. La obra de Ferrer nos acerca al pintor mexicano miembro del grupo Los Contemporáneos.


La dirección de escena tiene algunos altibajos, Ferrer apuesta por un segundo actor en el escenario, un actor ataviado todo de negro, es como una sombra que acompaña en la narración al protagonista y “encarna” a los personajes que menciona Manuel Rodríguez en el texto. El recurso no es malo (creo), no obstante cuando “la sombra” aparece el ritmo de la obra no es el mismo.


Las actuaciones son de Leonardo Mackey y Andrei Caballero, su labor es aceptable. Leonardo trabaja bien al personaje, su actuación es convincente, tiene fuerza, color. Se para sobre el escenario y ofrece un trabajo honesto, decoroso. Andrei hace bien lo que el director le indica, su actuación está nivelada en relación con el protagonista.


La puesta en escena cuenta con buen diseño en la escenografía; destaca al fondo una pared con La piedad en el desierto, pintura emblemática del artista, este muro juega un papel protagónico en el relato. El vestuario es bueno, bien diseñado. La iluminación no es lo mejor de la puesta en escena, percibo que no enfatiza, no destaca ni a los personajes ni la escenografía, la siento fría.


Solo en el desierto, la rebelión de Manuel Rodríguez Lozano es teatro documental y es ficción que versa sobre un pintor y una época del México de principios del siglo XX. Leonardo se refleja en Manuel; La piedad en el desierto en el muro de una prisión es una analogía con La piedad de Miguel Ángel, dice el protagonista. Actor y personaje tiene su propio desierto, que los aproxima, aprisiona y rebela.


Las funciones son los martes a las 20:30 horas en el El Círculo Teatral hasta el 30 de agosto.


#PRESENCIAACPT #PREMIOSACPT #ACPT


SOLO EN EL DESIERTO. Foto Roberto Sosa López


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo