top of page
  • Foto del escritorRoberto Sosa López

BORDER SANTO


Es teatro fronterizo, realismo mágico, fanatismo religioso, migración y violencia. Todo bajo el cielo de una frontera que sujeta el paso de quienes buscan cruzar y alcanzar el tan masticado y mal entendido “sueño americano”. Se puede llegar por carretera o cruzando el desierto, allí se aparecen fantasmas, polleros y el crimen organizado. En este viaje conviven vivos y muertos; fantasía y realidad.


BORDER SANTO. Foto Roberto Sosa López

La autoría es de Virginia Hernández cuya dramaturgia tiene referencias –según el boletín- a los escritores Juan Rulfo (cuyos personajes transmiten sus miedos, odios y remordimientos, mueren y vuelven a morir) y Óscar Liera (en su obra se conjugan realidad social, onírica y mítica). Con tres ejes narrativos construye su texto, religión, frontera y traficantes de personas. Virginia Hernández se aproxima a Rulfo y Liera desde la utopía.


Border Santo fue elegida para dar inicio a la Temporada Académica 2023 de la Escuela Nacional de Arte Teatral (ENAT), montaje final de las licenciaturas de Actuación y Escenografía. La dirección de escena es de Juan Carrillo, no es la primera vez que toma las riendas en un montaje de la ENAT, su experiencia con jóvenes egresados ha dado buenos resultados, y ésta no es la excepción.


Carrillo tiene un sello especial en la dirección de escena, su trabajo es con guiños al teatro que hacía Bertolt Brecht, su propuesta es hacer teatro donde se apela a concientizar al público sobre la necesidad de transformar la sociedad. Con el texto de Virginia Hernández, Juan Carrillo tiene los elementos que le permiten crear un espectáculo que le habla al espectador de religión, política y transgresión.


Las actuaciones son de Leonardo de la Parra, Sergio Verona, Michelle Vazquet, Alejandro Camarena, Reneé Doval, Alejandra Jimb, Citlali Chong, Aline Awen, Óscar Doval e Israel Román. Cabe destacar su entrega sobre el escenario que proviene de su compromiso con esta profesión que abrazan. Sobre todo le ofrecen al público un trabajo honesto, sin pretensiones. Actúan en equipo, su trabajo está equilibrado y bien logrado.


Border Santo es teatro sin tapujos; la representación es con actores semidesnudos, en su trabajo físico recargan y ponderan el relato; su corporalidad toma relevancia sobre la apariencia, el aspecto. No hace falta la ropa para vestir al personaje, ellos lo hacen trabajando su cuerpo. Semidesnudos aparecen en las masacres, en bolsas de plástico, en los puentes… los asesinos no visten cadáveres. Y eso no es ficción.


Equipo creativo: coreografía, Jauría Teatro; escenografía, Steven Villegas; iluminación, Jauría Teatro y Amaya Segurajaúregui; vestuario Gema Luna. Las funciones son en el Foro Antonio López Mancera de la ENAT, de miércoles a viernes a las 19:00, sábados y domingos a las 18:00 horas, hasta el 5 de agosto. Entrada libre.



BORDER SANTO. Foto Roberto Sosa López

98 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page