top of page
  • Foto del escritorRoberto Sosa López

CREEP CREEP

Por Roberto Sosa López


El teatro sorprende. A veces pasa que decides ir a una función y no sabes de que se trata, te imaginas algo del tema por lo que el cartel promociona y por quien o quienes trabajan en la puesta en escena, llegas al recinto sin la certeza de lo que vas a ver… y te sorprende. Anoche esto fue lo que me pasó, el cartel no me decía mucho y la actriz tampoco. Moniquita Bajonero es la protagonista de este unipersonal, no la había visto antes, no conocía su trabajo como actriz y del autor y director Yafté Arias tampoco.


CREEP CREEP. Foto Roberto Sosa Lopez

Me lancé al Varsovia a ver Creep Creep por dos razones, me llamó la atención los padrinos (padrinos para una segunda y última función, pues bueno), entre otros estaban Carmen Zavaleta (actriz y compañera de la ACPT), Estela Leñero y Alegria Martinez (críticas de teatro), colegas que respeto y admiro, y la otra fue porque no tenía otra obra en la agenda (la verdad) así que me aliste y fui a ver de qué se trataba.


Y vaya sorpresa, Moniquita Bajonero interpreta el unipersonal con un grillo que toca la guitarra como cómplice, algo así como un alter ego. El grillo es su voz interna que nos narra lo que la protagonista confronta en su condición de mujer. Cómo fue su relación con su madre. Bajonero se entrega, deja todo sobre el escenario; matiza, crea. Un trabajo muy honesto. A Moniquita seguro la veo de nuevo en otra obra, en otro proyecto, su talento es innegable.


Es una pena que Creep Creep solo dio un par funciones, seguro que habrá otras temporadas con más representaciones, lo merece.


Y sí, el teatro sorprende…



CREEP CREEP. Foto Roberto Sosa Lopez

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

PIC-NIC

bottom of page