top of page
  • Foto del escritorRoberto Sosa López

EL COJO DE INISHMAAN

Por Roberto Sosa López


El relato se sitúa en una de las tres principales islas Aran, bahía de Galway, frente a la costa oeste de Irlanda, Inishmaan. En este lugar vive un joven huérfano y discapacitado Billy Claven conocido como “El cojo” (David Juan Olguín Almela), con la muerte de sus padres, fue criado por dos hermanas Eileen y Kate Osbourne (Sofía Álvarez y Gabriela Murray), tías adoptivas de Billy.


EL COJO DE INISHMAAN. Foto Roberto Sosa López

Los hermanos Bartley y Helen McCormick (Demetrio Bonilla y Meraqui Pradis). Mammy O´Dougal (Tina French), BabbyBobby Bennett (Aldo Escalante), doctor McSherry (Juan Carlos Beyer) y Johnny Pateenmike (Sergio Zurita) complementan el elenco, Los personajes con marcadas ojeras y rostros pálidos, emergen para contar una oscura comedia.


De Martin McDonagh (The pillowman, La reina de belleza de Leenane) el texto tiene el sello de su autor, personajes oscuros, aislados y cautivos de sus propias patologías emocionales. En esta obra los personajes se caracterizan por hacer escarnio de los defectos físicos del protagonista. El humor negro signa la historia, la llegada de un grupo de cineastas de Hollywood provoca revuelos en los habitantes de Inishmaan.


La dirección es de Fernando Bonilla, encamina la obra por los oscuros senderos de la isla, maneja con precisión el humor negro, indaga en cada uno de los personajes esta parte lóbrega y desde ahí provoca hilaridad. Bonilla hace teatro no solo para contar historias, aquí lo hace desde otro lugar, con una comedia sombría que provoca risas donde podría haber lágrimas. El resultado está bien logrado, el público lo reconoce con gran ovación.


El trabajo de actores y actrices es de gran nivel, todos construyen y habitan su personaje de forma excelente, la labor de los jóvenes está bien equilibrada con los de mayor edad, experiencia y juventud estabiliza la historia. Podría desde mi perspectiva destacar el trabajo de Meraqui Pradis y Sergio Zurita, su actuación es formidable, Helen y Johnny Pateenmike se roban la atención del espectador.


Antonin Artaud –el teatro de la crueldad- decía que el teatro debe confrontar al espectador con sus conflictos acuciantes, anhelos y obsesiones; McDonagh destaca en esta obra lo impulsivo y burlesco para captar la atención. Discapacidad, soledad, vejez, pobreza son en El cojo de Inishmaan motivos de burla. Artaud y Mcdonagh convergen pensamientos y miradas para que observes el teatro desde otro sitio.


La Sociedad Artística Sinaloense la presenta en el teatro Rafael Solana los jueves y viernes a las 20:30 y sábados a las 18:00 horas hasta el 4 de noviembre.



EL COJO DE INISHMAAN. Foto Roberto Sosa López

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page