top of page
  • Foto del escritorRoberto Sosa López

LOBAS


Fieras del fútbol rápido que cada sábado dejan todo en la cancha. Cada una con su personalidad forma parte de un ente, un equipo de chicas reunidas en el vestidor donde hacen el calentamiento físico antes de enfrentar al equipo rival. Ahí se muestran como son, nueve adolescentes que hablan en libertad, explayan lo que piensan y sienten.


LOBAS. Foto Roberto Sosa López

Tocan temas propios de su edad como el periodo menstrual, acoso, aborto y también discuten los partidos, equipos y contrincantes. La adrenalina que provoca el juego canaliza sus emociones. El vestidor es un pequeño espacio donde cabe su universo, un mundo donde el deporte forma sus cuerpos y le da sentido a sus vidas. El vestidor es el escenario donde se narra la historia de las Lobas.


La obra es de la dramaturga estadounidense Sarah Delapee, un texto que nos habla de nueve jovencitas de 16 años dedicadas al fútbol rápido; la autora nos introduce al vestidor de las deportistas para ver sus ejercicios de estiramiento, jugadas y conocer la vida y personalidad de cada una de ellas; con diálogos cargados de motes y burlas. El final de la historia es emotivo e inesperado.


LOBAS. Foto Roberto Sosa López

La traducción, adaptación y dirección son de Paula Zelaya Cervantes, su trabajo es completo, define bien la índole de cada personaje, el trazo escénico lo hace en dos frentes, permitiendo que el espectador sea testigo de lo que sucede dentro del vestidor, el espacio íntimo de las jugadoras. La tensión dramática se mueve con la historia sobre el verde del pasto sintético. La adaptación acerca la historia al modo de hablar de las jóvenes mexicanas.


Las actuaciones son de Alicia Candelas, Ana Guzmán Quintero, Ana Valeria Becerril, Camila Torres-Cantú, Claudia González Menchaca, Luisa Guzmán Quintero, María Penella, Patricia Loranca, Sharon Ayon y la primera actriz Arcelia Ramírez. Se trata de un elenco de jóvenes pero experimentadas actrices. Cabe destacar la pequeña pero importante participación de Arcelia, es breve el momento pero suficiente para dinamitar y potencializar la obra.


La puesta en escena cuenta con el trabajo de María Vergara en el diseño de escenografía e iluminación; sonido, Dulce Mariel; vestuario, Estela Fagoaga. El movimiento escénico y coreografía son de Vicky Araico. Producción Próspero Teatro. Funciones en el Foro Lucerna de viernes a domingo hasta el 2 de julio.



LOBAS. Foto Roberto Sosa López

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page