top of page
  • Foto del escritorRoberto Sosa López

PIC-NIC

Por Roberto Sosa López


En un campo de batalla; en medio del conflicto bélico un matrimonio decide visitar a su hijo el soldado Zapo, y proponerle pasar un día de campo. Su padre habla de la guerra amenamente sin importarles las condiciones que los rodean. En la mesa están servidas las viandas y el vino. De pronto aparece Zepo, un soldado enemigo a quien Zapo toma como prisionero. Son iguales, piensan igual solo se diferencian por el color de su uniforme.


"Disparo sin mirar. De todas formas, disparo muy poco. Y cada vez que disparo, rezo un Padrenuestro por el tío que he matado" es lo que ambos hacen cuando tienen al enemigo enfrente. También llegan dos camilleros a buscar heridos o muertos. En medio de los bombardeos se dan tiempo para bailar y beber; el matrimonio y lo soldados están felices, todos con la idea de regresar pronto a sus casas.


Pic-Nic Foto Roberto Sosa López

Se dice que Fernando Arrabal escribió Pic-Nic entre 1952 y 1961, un largo proceso de creación cuyo discurso es un claro alegato en contra de la guerra. El género podría ser teatro del absurdo, sin embargo lo que se representa se engloba más en el teatro pánico, el cual se manifiesta a través de tres elementos básicos: terror, humor y coincidencia. Género que nace con el Grupo Pánico fundado por Fernando Arrabal, Alejandro Jodorowsky y Roland Topor en París, en1962.


Las actuaciones son Alberto Estrella, Víctor Carpinteiro, David Hevia y Ainé Martelli, bajo la dirección de Marta Luna. Elenco ideal para la representación; el tono en que está escrita la obra no es fácil, es un reto encarnar personajes que pareciera que se divierten, y no, el horror de la guerra está presente en cada uno. Marta Luna maneja acertadamente el relato, escenas y personajes; su decisión de proyectar imágenes que reflejan el pánico del conflicto, es genial.


Pic-Nic es teatro que nos remite a los autores del absurdo (Ionesco o Becket) o de la crueldad (Artaud), incluso el teatro político (Brecht) pero no, es el teatro pánico de Arrabal, una puesta en escena en un campo de batalla que nos habla de lo absurdo, estúpido e incongruente que es el ser humano. Con solo ver las imágenes de horror que se proyectan en un muro del escenario, arriba de las escenas que nos matan…de risa.


También actúan Erick Jiménez y Monserrat Ponce; al piano Alonso Burgos. Iluminación y atrezo, Carmen Ceja; vestuario, Cristina Sauza; coreógrafo, Eduardo Lamegos. Funciones en El Círculo Teatral los viernes a las 20:30, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas.



Pic-Nic Foto Roberto Sosa López



9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page